25 de febrero de 2010

Voz en tus manos



En serio.

No puedo escribir esto sin que se me salgan las lagrimas de emocion y ternura. Soy tan pequeña ante la grandeza y fortaleza de otros que tienen menos que yo.

Hace unos días fue la graduación de “voz en tus manos” curso básico de lenguaje señas mexicano (LSM). Este curso fue impartido por una excelente maestra y una de las mejores personas que conozco, mi prima.

Señores, algunas vez se han pensado sin la capacidad de escuchar o de hablar??
Yo nunca.
La neta no.
Hablar y escuchar son mi vida.

Por eso se me hizo tan esencial tratar de aprender esto.
En la ceremonia había familiares de los compañeros y también personas sordomudas.
Había en especial un chico que estaba delante de mis padres (que canto conmigo todas las canciones desde su lugar siguiendo mis manos), mi comadre en primera fila (gracias comadre por siempre estar ahí) y junto ella una pareja humilde de sordos con sus preciosísimos hijos. La graduación consistía en cantar tres canciones a señas.

No saben que fuerte es tratar de trasmitirle a una persona  lo que es una canción y lo mas tierno es ver como ellos tratan de entenderla, de saber que les estas diciendo y que les guste y traten de seguirte. Nunca me preocupó tanto hacer una cosa bien para que otra persona me entendiera.
Romper la barrera del silencio para alguien que no tiene la misma bendición que yo tuve. Somos tan malditamente afortunados de poder escuchar y hablar que es lo mínimo que se puede intentar. Saber que se cometen tantas injusticias a personas que no tienen como comunicarse, si Dios sabe que con todas tus facultades estamos jodidos, imagínate tu estando aislado en el silencio total.

Al final cuando terminamos de cantar  “color esperanza” se acerco la pareja para intentar hablar conmigo, obviamente les trate de pedir disculpas por mi mala interpretación (a señas obvio) y les prometí practicar. Fueron tan benevolentes sus señas (palabras) que casi los abrazo y lloro por mi estupidez e impotencia de no haber aprendido mas y comunicarme mejor.

Mi comadre subió los videitos, salen algunos compañeros y los preciosos niños de la pareja.

Si están de ociosos métanse a este link pa’ que mínimo  se aprendan el abecedario LSM
Espero que algún día me salga fluido el LSM, se lo debo a esa pareja y a mucha gente mas
que no tiene la opción.

Desde ahora cantarè con las manos ( lo cual también es una bendición para los que escuchan) 

Agradecida de saber que se puede y entrando al futuro con el corazón.
 Buen día para ti  

1 comentario:

Melina dijo...

la verdad que me gusto mucho tu post. es verdad uno se acostumbra tanto a escuchar y hablar que no se da cuenta que estas personas les cuesta vivir dia a dia asi , es muy lindo ponerse en la piel del otro y tratar de entender su lenguaje