3 de marzo de 2009

La vida sin cafeína no es vida La vivir sin cafeína no es vivir.. es sobrevivir Ya empecé con mi juegos enfermos de la voluntad, hoy precisamente después de un cappuccino y un Americano decidí dejar de tomar café por cuarenta días, siempre que llega la cuaresma, aunque no me considero una persona muy católica, trato de comprometerme con algo para este tiempo, curiosamente no había encontrado algo lo suficientemente difícil de cumplir hasta hoy en la noche. Adiós a la cafeína, solo pensarlo ahora ya me causa ansiedad. No solo por los efectos de la droga si no porque últimamente el cafecito ha sido como que el punto en donde se conjugan platicas y momentos muy agradables. Ya estamos marzo.. Siento los cambios.. Algunos me están costando pero ahí la llevo por lo pronto todo va bien y quiero que se ponga mejor. Siento que se va a poner mejor.

4 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Pss.... qué difícil, wey... te admiro...

Anónimo dijo...

Deja de cojer para que veas lo que es bueno...

Llevo 23 dias y estoy a punto de matar a alguien

Puta monogamia!

Shelle Bataclana dijo...

Guey y eso por que?
Por eso eso dije.. mejor el cafe.

Te admiro.

Animo a la mejor te regresa la virginidad..

flaca dijo...

No sé qué sería más difícil... Pero bueno, te aplaudo porque a mí me costó un singo dejar el chocolate y la leche... Por la faken migraña, no creas tú que yo tengo tu juerza de voluntá.